Escudella

Recetas de escudella catalana

Escudella con Thermomix

La cocina casera vuelve a estar de moda y cada vez son más personas las que se animan a hacer esos platos tradicionales que han visto hacer a sus madres o abuelas mucho tiempo y ahora es el momento para degustar de nuevo con platos tan tradicionales de la gastronomía española como la escudella.

Si queréis probar el delicioso pero intenso sabor de la escudella catalana hecha con vuestra Thermomix necesitaréis los siguientes ingredientes:

Escudella con Thermomix
  • Litro y medio de agua
  • 150 gramos de garbanzos cocidos.
  • 100 gramos de alubias cocidas.
  • 100 gramos de fideos
  • 2 patatas pequeñas.
  • 1 trozo de jamón.
  • 30 gramos de aceite de oliva virgen extra.
  • Media butifarra negra y otra media blanca.
  • Una cebolla, un apio, un nabo y una zanahoria.
  • 2 pastillas de caldo concentrado de pollo.
  • 75 gramos de bacon.
  • 2 dientes de ajo.

Modo de elaboración

Su forma de elaboración es muy sencilla y no nos llevará demasiado tiempo. Comenzaremos poniendo agua en el vaso de la Thermomix y programaremos durante 7 minutos a velocidad 1 y a unos 100 grados de temperatura.

Cuando acabe añadiremos el aceite, las pastillas de caldo concentrado de pollo todas las verduras; programaremos 10 minutos a velocidad 1 y a una temperatura de 100 grados. Repetiremos después con las mismas características, pero a una velocidad 5.

El siguiente paso es añadir al vaso los fideos, el embutido, las legumbres y programaremos durante 10 minutos a velocidad 1 y temperatura de 100 grados.

Cuando acabe ya podemos ponerlo todo en una sopera y podremos ir sirviendo a todos los comensales.

Como habéis podido ver, es muy fácil de hacer y no nos llevará demasiado tiempo prepararlo, asimismo no es un plato caro, por lo que podréis hacerlo siempre que queráis y para un buen número de comensales.

Consejos

En esta clase de platos se pueden incorporar un gran número de ingredientes diferentes, sobre todo verduras y hortalizas, porque le proporcionan un sabor excelente, por lo que podremos ir jugando con las que más nos gusten, para hacer de esta escudella barrejada un plato casi totalmente personalizado con lo que satisfacer nuestros gustos.

Una de sus ventajas es que podemos congelarlo si nos sobra demasiado aunque no debemos dejarlo mucho tiempo en el congelador porque puede crear escarcha e irá perdiendo sus propiedades. Si se va a comer al día siguiente o dos días después, no hace falta meterlo en el congelador, con ponerlo en la nevera aguantará sin problema.